Aquí empieza todo.

Dear Diary,

Primer día que decido escribir por aquí. No me atrevía porque pienso que poner por escrito todo el caos que tengo en la cabeza lo hace real, lo hace algo que ya está ahí fuera. En el mundo real. Debería ser algo bueno y verlo como un paso adelante, creo que me va a servir. Pero también me da miedo, me da pánico el pensar que una vez todo este fuera no podré luchar con ello.

Últimamente he tenido toda la intención y disposición de dejarme de tonterías y sentimentalismos y simplemente levantarme con la cabeza en alto. En verdad, unas canciones de las épocas del colegio  me hizo pensar en esto.

Life’s like this: You, you fall and you crawl and you break and you take what you get.

img_8417Cliché. Ya lo sé. Pero tal vez tiene razón. Hay que encontrar la manera de levantarse hasta en esos días que no hay esperanza, esos días en los que la cabeza te dice que no merece la pena. Esos días que simplemente no hay ganas. No hay fuerza, no hay fuerza ni para llorar porque.. Para que llorar? Llorar nunca me ha solucionado nada, lo único que tiene llorar es que mis ojos se ven más lindos, así de un tono aqua.. un aqua que sólo al llorar con rabia consigo.

Creo que a veces me pregunto demasiado el por que de las cosas y no llego a ningún lado. Por qué la vida es tan fucking injusta? Por qué me pasan a mí ciertas cosas? Por qué por más que trate hay heridas que nunca se cierran por completo? Creo que son cosas a las que nunca les pondré encontrar respuesta. Aún más importante: qué pasa si encuentro esa respuesta? Pues la verdad es que… Igual no me servirá de nada. Porque esa respuesta no va a borrar el pasado y no me va a quitar el dolor, no me va a quitar el daño que me han hecho.. ni va a justificar mis malas decisiones o mis errores.

He llegado a pensar que tal vez la felicidad es una cuestión de decisión. Yo decido ser feliz. Yo quiero ser feliz porque me lo merezco. Yo fui creada para ser feliz, para amar y para que me amen. Al menos soy feliz de tener esta verdad tan clara. El problema es otro, es trata de tomar esta decisión cada día que abro los ojos.

Lastimosamente es algo que me está costando mucho y a veces lo olvido. Pero volviendo a la canción, me voy a caer muchas veces… y tengo que aprender a hacerme más fuerte con cada caída. Tengo que grabarme a fuego en la cabeza que cada caída que he tenido y que voy a tener NO ME QUITA NADA. Pero me cansa, me frustra, me hace que piense cosas horribles de mí? Sí. No lo voy a negar. Pero lo que si voy a aprender a rechazar es la cobardía y la creatividad.

Se que hay UNO que me ayudará a encontrar esa fuerza dentro de mí, esa fuerza que no sólo me va a hacer levantarme sino que a sacar a patadas a todos esos pensamientos feos que tengo de mí, esos “no eres suficiente”, esos “no lo mereces”. To kick all those things in the a*s.

Camila, el mundo no tiene la culpa de lo que te pasa y peor las personas que te quieren… Déjate querer y quiere. De hoy en adelante prometo pedirle y apoyarme en Él cada día porque que yo solita no puedo, no puedo curarme ni transformar todo lo malo en cosas buenas. Sólo hay uno que puede.

lovecami