No siempre se irradia positivismo.

No todo lo que escribo es alegre, inspiracional y positivo porque la vida no es color de rosa, lastimosamente. Hay días que sólo no sentimos esa chispa dentro. En verdad no hay porque ponerlo poético. Hay días que son mierda. ¿Suena muy fuerte? Puede ser, la vida no tiene la culpa de que nos sintamos mierda. El problema es nuestro.

A veces dudo si es bueno escribir cuando me siento así, si hay propósito alguno a dejar plasmados sentimientos negativos. No lo sé, pero hacer lo contrario sería hipócrita. Sería ser selectiva con lo que transmito, sería negarles lo que siento. ¿Por qué tengo que transmitir solamente energía positiva y buenas vibras? ¿Sino no me leerían? No lo sé tampoco.

Pero hay algo que si se. Es más, hay algo de lo que estoy segura. Fingir no me va, fingir que irradio la positividad de Mary Poppins si no lo siento, no es lo mío. También se que a más de uno le está chocando como una persona que escribe generalmente sobre cómo sobrellevar los desafíos que presenta la vida está siendo tan negativa ahora. Me parece perfecto. Así me conocen un poco más, dentro de ésta persona hay muchas veces más de esto que de flores y colores.

Para hacer la situación más irónica todavía, estoy escribiendo todo esto acostada en un peluche de unicornio. Wait for it: Brilla y se transforma en almohada. Todo mientras escucho una emisora de música chill-out griega (por cierto gracias por la recomendación Jordi!) Y no, no te asustes que tu música no es la causa de esta bipolaridad o como quieran llamarle a los que les estoy causando esa impresión.

Transmito esto abiertamente, bueno en caso que lo publique- porque creo que está bien decirle al mundo que a veces tenemos rabia, que no nos sentimos conformes con la situación y que no hay más que quiera hacer que llorar con rabia. Que a veces somos débiles. Que no siempre tenemos que aparentar ser fuertes si en el momento no lo sentimos.

Como siempre hay malintencionados y personas que retuercen las palabras, esto no quiere decir que no voy a luchar, que de ahora en adelante seré la señora negativa, un “grumpy cat”. Sólo a veces engañarnos tanto nos hace daño. Ésta soy yo. Con días buenos y días malos. En ambos escribo y me alegra que de verdad en mis días buenos pueda inspirarlos. Pero les recuerdo que también algunas veces- en mi caso CASI SIEMPRE- después de la rabia y el berrinche viene la claridad y no tiene porque darme vergüenza mostrarlo.

Para mí, se llama ser honesta conmigo misma.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s